Twitter 2013

twitter-followers
Por Mavrakis

I
¿Qué fue Twitter durante 2013? Si uno revisa los momentos de mayor interacción registrados este año, fue una selección de catástrofes naturales, protestas sociales, operaciones militares, muertes y nacimientos de celebridades —si al hijo del Duque y la Duquesa de Cambridge se lo puede considerar una celebridad desde el instante de su nacimiento— y también los comentarios de Cristina Kirchner, en su estilo. (Por ejemplo, sobre el presidente Evo Morales de Bolivia, cuando su avión parecía llevar al espía Snowden y lo detuvieron en Europa el 3 de julio: “Hola Rafa, cómo estás?”. Me contesta entre enojado y angustiado. “No sabés qué está pasando?”)

II
Los tuits más populares de 2013 fueron los que interceptaron flujos de audiencia de gran volumen a la velocidad más rápida. Es decir, los contenidos de relevancia social cuantitativa. Uno de los más retuiteados —408.266 veces— fue el de la muerte de Cory Monteith, anunciada por su compañera, la actriz Lea Michele. Pueden no saber —yo no sé— quién fue Cory Monteith y quién es Lea Michele, pero sí pueden saber que una de estas dos personas se murió y que la otra aprovechó su muerte para sumar followers. Esto no es vanidad ni morbo, sino un procedimiento inevitable de la época y la tecnología.

BQW1m6ACIAEPtM9

III
La muerte de Paul Walker, el actor de tercera categoría que protagonizó la saga homoerótica-infantil más exitosa de la década y murió mientras un amigo latino manejaba su auto, hace apenas unas semanas, se transformó en otro de los tuits más populares de 2013: 400.000 retuits. Fue la muerte, literalmente. El anuncio de la muerte de Paul Walker, hecho desde la propia cuenta de Paul Walker. ¿Tuitean los muertos? Probablemente se ocupan los amigos muy íntimos de los muertos; como sea, el contenido se viralizó.

BFQ5YiqCUAAGYRs

IV
Cristina Kirchner capitalizó al Papa Francisco I también a través de Twitter. Fue el 13 de marzo, cuando subió a la red la carta de felicitaciones que escribió para el nuevo Sumo Pontífice. En la prosa, de mayúsculas extrañas y con la anteposición del nombre propio ante todo lo demás, hay otros signos de época. “En mi nombre, en el del Gobierno Argentino y en representación del pueblo de nuestro país…”, etcétera. Twitter lo registra entre los méritos destacados de este año porque la cuenta de Cristina Kirchner tuvo más de 7.000 retuits. Nada mal para un rincón del mundo donde internet funciona como una curiosidad estable de la modernidad mientras no se corta la luz ////PACO