El cumpleaños del bajista

p23219pupb6

Por Juan Terranova

Hoy domingo 1 de diciembre, Jaco Pastorius habría cumplido sesenta y dos años. Para recordarlo le hice una entrevista a Máximo Rodriguez, bajista, compositor y arreglador argentino.

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste a Pastorius? ¿Qué fue lo que más te llamó la atención de eso que escuchaste?

En el disco Heavy Weather, especialmente el tema “A remark you made.” Me acuerdo que lo escuchaba varias veces por día y no podía entender cómo sonaba ese tipo tocando el bajo. Era muy nuevo. Eso seria el año 1978 aproximadamente. Después escuché su primer disco con Weather Report, Black Market, donde él tocaba uno o dos temas y el otro bajista era Alphonso Johnson. En agosto de 1980, yo acababa de cumplir veinte años y me enteré que venía a Buenos Aires con Weather Report. Sin dudar me saqué un pullman en el Luna Park.

¿Cómo fue la experiencia de verlo en vivo?

El Luna siempre fue una mierda de sonido. Pero verlo a Jaco en vivo me garpaba cualquier otra cosa. Fui con una expectativa enorme, imaginate. Ver en vivo al mejor bajista del mundo, no es una cosa de todos los días. Y todavía tengo en mi memoria y en mi retina y en mis oídos ese MEMORABLE concierto.

¿Ya era para vos el mejor bajista de todos los tiempos? ¿Cuando viene ya tenía ese estatuto?

Y en ese momento claro que sí, porque evolucionó el instrumento como nadie antes lo había hecho.

Me da la sensación de que fue todo muy rápido. Que esa evolución se dio muy rápido, como que se destapó algo.

Y sí, se hablaba de alguien, y yo lo escuchaba en sus discos con Weather Report y los solistas, especialmente el primero, de alguien que cambio radicalmente la manera de pensar el bajo y encima sin trastes, otra rareza para esa época. Volviendo al tema del concierto, el sonido era un disco. Jamás nadie sonó así en el Luna. Y Jaco era una pantera que iba de un lado al otro del escenario, tocando, cantando, bailando. Dos horas de concierto así, sin parar. Yo me pase las dos horas temblando y el ultimo tema, “Birdland”, duró fácil veinte minutos, veinte minutos donde paso de todo… Siempre cuando cuento esta anécdota, la relaciono mucho con una experiencia religiosa o sobrenatural. Ahora se me hace un nudo en la garganta.

Y si te hubiera dicho de tocar algo juntos, ¿qué tema habrías elegido?

No sé, me conformo con seguir escuchándolo. Todo lo que dejó es un legado muy groso para la historia de la música del siglo XX. No solo como bajista, sino como compositor y arreglador. En treinta y cinco años vivió, por los menos, diez vidas de las nuestras. Todo pasó en menos de diez años. Su popularidad, su estrellato y su decadencia absoluta. Los últimos años fueron un verdadero infierno con todas las letras.

La muerte fue muy sórdida, muy rockera.

Sí, problemas psiquiátricos, drogas duras, alcohol. Vivió en las calles los últimos años. Fue un homeless. Es una historia tremenda. Era un tipo totalmente fuera de serie.

Si él fue el bajista indiscutido, el primero, ¿quién es el segundo?

No sé, hay muchos y muy buenos, pero Jaco giró la historia.

Tirame un par de nombres, dale.

Ese mismo año vino con Chick Corea con Bunny Brunel, un bajista y contrabajista francés. Un animal en ambos instrumentos, incluso me acuerdo de charlas entre amigos de esa época.

lwsm_b645-17_bunnybrunel_c_858

¿Qué se decía? Una vez me dijiste que tocar mucho está bueno, pero hay que saber dar lugar, y hacer base, escuchar al otro.

Dudábamos quién era mejor, si Jaco o Bunny. El ejemplo de estos tipos tanto Jaco como Brunnel era eso que vos decís… Tipos que decían lo suyo pero tocaban en conjunto también. Puro groove, pura base, pero cuando venían sus solos, había que agarrarse de la silla… Los tipos volaban.

¿Cómo ves el ego del bajista? El ego artístico, digo.

Es complejo.

Por ejemplo, me parece que siempre piensan en conjunto y les molesta que alguien quiera imponerse.

Uhhhhhh. Ya nos estamos metiendo en un terreno álgido, me parece. El tema del ego, caga TODO.

Si viene un trompetista y dice “yo toco así o asá”, al baterista no le importa pero al bajista lo pone loco, me parece. Es como el más socialista de la orquesta.

Mirá, yo siempre tuve la suerte de tocar con grandes músicos, pero grandes en serio. Nunca los escuche decir “yo soy el mejor” y otros pelotudos con mucho menos nivel te lo dicen…

En ese sentido creo que Pastorius era muy de meter bronces, muy del brillo de los bronces, pero tocar todos juntos, equilibrando.

El escribía musica para que se luzcan todos. Lo importante en la música es la composición, el arreglo, después vienen los solistas. Siempre pensé mi música de esa manera.

Bueno, recomendame uno o dos temas de Pastorius para cerrar.

“A remark you made”, esa melodía tocada por Jaco es luz pura. Y “Liberty City” con su orquesta, donde se ve su lápiz, muyyyyyyyyyy afilado.

Gracias, Máximo.

No, gracias a vos por recordar a este monstruo.///PACO