Todopantalla

Los Todopantalla 2

Por Leandro Juango (@odralen)

Me gusta mucho la ciudad. Estoy llegando. Siento que estoy aterrizando todavía”. Simple y directo. Así define su arribo a Buenos Aires el guitarrista y cantante de Los Todopantalla, Lisandro Francucci. Y a partir de ahí, empezamos a entender el sonido de la banda, esa mezcla de pop descarriado y crudo que vienen consolidando hace un buen tiempo desde Santa Fe.

Los Todopantalla se formaron alrededor del 2001 coincidiendo la mayor parte sus miembros en la Escuela de Arte Mantovani. En un principio, se llamaron Sr Todo pantalla, y a Francucci se sumaban Lemy Quintana en bajo y voz, Andrés Olivo, voz y guitarra y Esteban Coutaz, en sintetizadores. Completaba la formación una máquina de ritmos como quinto integrante. Más tarde, con el arribo de Iñaki Chemes en batería, afianzaron su nombre a “Los Todopantalla”.

Aquello que en principio se imaginaba iba a ser una entrevista via correo electrónico terminó en una reunión en el barrio de Almagro. Si bien toda la banda hoy día se encuentra en Santa Fe, Francucci se encuentra cumpliendo en Buenos Aires con sus compromisos laborales. Mientras tanto despunta el vicio del estudio en la UBA cursando Física. “Arte y Ciencia: siempre fueron las dos cosas que me interesaron. Y siempre los vi como una sola cosa.  Mi sensación es que en los últimos cinco años hubo una especie de revival de la divulgación científica, entonces me parece que hay un montón de gente que viene de otras ramas, y muchos de la rama del arte también. Empezaron a aparecer relaciones que antes eran invisibles”.

Cráteres para dormir” es el nombre del próximo LP a editar. En su nombre, ya podemos ver el alcance de las relaciones entre arte y ciencia que mencionaba Francucci. Por otro lado, acaban de relanzar “Lecciones de Vértigo”, su primer LP, por el sello virtual – y no tanto – Triple RRR. Sobre ambos LPs, el sonido, la escena de Santa Fe y mucho más, conversamos con el guitarrista de la banda.

Los Todopantalla 1 (1)

.

¿Como ves “Lecciones de Vértigo” a tres años de su salida?

El disco salió en el 2012. Pero fue un proceso muy largo, lo empezamos a grabar un par de años antes. En última instancia terminó representando toda una etapa que veníamos viviendo con la banda. Yo lo siento todavía fresco al disco, eso me gusta. Es un disco que está buenísimo porque tiene muchos invitados, que son otros músicos de Santa Fe con los que veníamos compartiendo otros proyectos musicales o simplemente congeniando musicalmente. Fue un poco como hacer una celebración de todo lo que veníamos viviendo y compartiendo con amigos y creo que eso queda plasmado en el disco.

¿Sentís que esta formación de Los Todopantalla es la definitiva?

Sí, si bien yo siento que la línea musical viene de larga data con los chicos, fue la conjunción de estas cinco personas lo que terminó de definir lo que es Todopantalla. Antes de eso, la banda era más mutante. Períodos cortitos en los cuales encarábamos ciertos proyectos y estábamos un poco en la búsqueda, medio sin rumbo. Cuando se consolidó esta formación y nos encontramos los cinco fue decir “la banda es esto”.

Hay en Los Todopantalla un contrapunto: su sonido está preocupado por mostrarse desprolijo y crudo, pero siempre manteniendo una estética cuidada.

Hay un poco de las dos cosas. Para nosotros, cuando empezamos a tocar, en la época de Sr Todo pantalla con programaciones, bases electrónicas, me parece que había un vínculo muy fuerte con bandas que uno puede relacionar con la época de los ’80. Por otro lado, me parece que la banda fue para nosotros un punto de encuentro en donde cada uno por su cuenta tiene su propia exploración musical. Eso hace que empiece a entrar esa cuestión más cruda que viene del punk o del post punk. Cuestiones así que tienen que ver más con el noise. No sé si diría que es buscado, pero todas esas influencias convergen en los que es Los Todopantalla. Uno cuando trata de definir su identidad va dejando que esas cosas que te marcan, afloren.

En las entrevistas que hay en internet siempre surge la palabra “mística” en el vivo. ¿A qué se refieren?

A mí me parece que Los Todopantalla siempre fue una banda en vivo. Por más disfrute que encontremos en los procesos de grabación y a diferencia de lo que pasa quizás en otros proyectos que los miembros tenemos. Los Todopantalla siempre tuvo que ver con la energía de nosotros cinco interactuando. Con los años se fue generando una especie de relación muy íntima con la gente que nos va a ver. Nosotros venimos de tocar mucho en Santa Fe, un lugar donde el circuito no es muy grande. Entonces uno con el tiempo va conociendo a la gente que nos va a haber y, de hecho, la gente que nos va a ver a veces es gente a la cual nosotros vamos a ver. Así se genera como un vínculo muy particular.

Y para nosotros la mística tiene que ver con eso. Con generar cierta intimidad y a la vez generar una propuesta que mantenga cierto misterio. Para mí la situación del vivo tiene que ver con eso. Ahí cobra vida lo que tenemos preparado y agarra su propio camino. Para nosotros es muy misterioso lo que nos pasa en el proceso del vivo. Es esa esencia que uno después trata de capturar, sistematizar, y grabar.

Incluso, a nosotros lo que nos pasó también, que creo que es bastante natural, es que el proceso de grabar el primer disco terminó siendo una instancia en donde nos obligamos a limar varias asperezas. Por esta cuestión de dejar que en vivo las cosas florezcan, los temas siempre están definidos a medias, en una instancia muy cruda, como una especie de boceto constante. Y en el vivo, uno deja que eso fluya para donde tenga que fluir. El proceso del disco te obliga un poco a definir esas cosas.

Otra cosa interesante de esas entrevistas es que suelen inscribirse en una tradición particular, ligada a las bandas de los ’90 (Suarez, Peligrosos Gorriones, por ejemplo)

Al principio ese tipo de cuestiones, cuáles son tus influencias, por dónde va la banda, uno por ahí se traba un poco con esas cosas. La idea es que lo que uno hace es super único. En realidad cuando te pones a analizarlo te das cuenta que no es tan único. Se nota el camino que uno va haciendo. Para nosotros es hermoso poder formar parte de una tradición, que son bandas que nos gustan un montón. Si bien es arbitrario el recorte que uno hace a la hora de nombrar sus influencias, está bueno hacer ese recorte.

¿Qué ventajas y desventajas ves en que Los Todopantalla sean de Santa Fe?

Las dificultades supongo que son las mismas que puede tener cualquier banda con el aditivo de que es evidente que el circuito musical del país tiene su epicentro en Buenos Aires. Y todo lo que se haga en las provincias es la misma dificultad más la distancia. Más allá de eso nosotros nunca lo vimos como una dificultad al hecho de ser de Santa Fe. Siempre lo vimos como una marca identitaria que abrazamos y nos encanta. Todo lo demás es logística. Cómo me organizo para mover esto. Probablemente lleva un poco más de esfuerzo pero creo que lo positivo supera ampliamente a lo negativo.

¿Y lo más positivo?

En realidad a mí me parece que para Los Todopantalla es súper importante ser de Santa Fe. Nuestra educación musical está ahí. Nosotros nos desarrollamos de la manera que nos desarrollamos y llegamos a hacer la música que hacemos por estar en ese contexto en el cual pudimos compartir y aprender de otras bandas increíbles Santa Fe que nos marcaron un montón. Gente con la cual después compartimos muchas cosas. Así que para mí está buenísimo tener ese contexto y estar inmerso en ese contexto.

Yo creo que lo mejor que puedas pasar es que el espacio en que estás inmerso te marque y nosotros tratamos de ser lo más permeable a todo eso. Vivir en Santa Fe no es lo mismo que vivir en Buenos Aires, en Córdoba, en Villa María.  Cuando las bandas de cada lugar son permeables al lugar donde están inmersos se generan pequeñas movidas que uno puede reconocer. No sé muy bien qué es. No sé si uno podría definir si las bandas de Villa María suenan de tal manera y las bandas de Santa Fe de otra. Pero uno reconoce escenas y para nosotros ser parte de la escena de Santa Fe es genial. Ahí es donde aprendimos todo. Después uno sale, lo muestra, y se adapta a los circuitos que existen. O hace lo que puede para generar circuitos nuevos.

¿Cómo conviven con las nuevas plataformas de distribución? En el caso de Los Todopantalla, todo el material se encuentra en Bandcamp.

Nosotros por lo general tratamos de volver disponible, todo lo que hacemos, lo antes que se pueda. Me parece que al menos para bandas de nuestras características, que nos movemos dentro de un circuito pequeño, tener a nuestra disposición herramientas que puedan hacer que la música llegue a donde los discos físicos no pueden llegar, está bárbaro. Nosotros no soñamos con vivir de los discos en este momento. Nos perjudica más no ponerlos a disposición de todo el mundo que hacer lo contrario. Todo lo que sirva para llevarlos a tocar en otros lugares es bienvenido. Internet es un poco eso. Es como un foro para poner material, compartirlo y que eso se mueva de una forma que está más allá de nuestras posibilidades físicas.

¿Cómo ven a la escena de Santa Fe?

Es una escena fantástica. Hace poco estuvieron en Tecnópolis los chicos de Repelente. Hicieron algo buenísimo. Vinieron 4 proyectos diferentes, tocaron un poquito cada uno compartiendo la misma banda. Fue como ver una fotografía de algo súper zarpado que está pasando allá. La escena está en un muy buen momento, floreciendo un montón. También tiene que ver con eso de la permeabilidad de los proyectos. Que el circuito sea tan chico hace que todos estemos al tanto de lo que hacen los otros artistas de Santa Fe. Se genera una especie de retroalimentación y eso te afecta. Se genera una especie de circuito por el cual corre la electricidad. Creo que la escena está en ese momento. Un momento muy eléctrico.

¿Cómo se dio el contacto con Triple RRR?

El contacto se dio a través de Aníbal Chicco Ruiz, que es un bajista alucinante que toca en Santa Fe. No sé bien como se dio el contacto entre ellos, pero sé que él les acercó una especie de paquete de discos de bandas de Santa Fe. La gente de Triple RRR está en este momento queriendo expandir un poco el panorama de bandas y que haya bandas en todo el país. Ellos se contactaron con nosotros a través de ese disco que les hizo llevar Aníbal y nos ofrecieron ponerlo en su plataforma virtual y acercarlo a la gente que escucha las bandas de Triple RRR. Fue una cuestión de camaradería. Hasta ahora es todo muy reciente.

A mí lo que me parece que está muy bueno de los sellos virtuales, es que, por lo general, el laburo más importante que hacen ahora es estar organizando fechas constantemente. Generan cierta unidad, cierta identidad. Eso es una de las cosas que más me gustan de Triple RRR. Tienen fechas constantemente en las cuales están las bandas del sello y eso es lo que más nos interesa. Venir a tocar.

¿En qué consiste el próximo disco?

Es una especie de proceso opuesto al disco anterior. El disco anterior fue un disco muy de estudio. En el sentido que se grabó muy convencionalmente. Primero la batería, después el bajo, cada uno lo fue haciendo por su cuenta. En este disco un poco lo que queríamos era capturar la situación del vivo, la situación del ensayo, la interacción.

Así que lo que hicimos con este disco fue internarnos unos días en una quinta en Sauce Viejo, llevamos como un estudio móvil ahí. El disco se grabó con los cinco grabando en simultáneo. Después grabamos las voces e hicimos algunas cosas adicionales pero fue mucho más crudo. La idea fue capturar la energía de nosotros cinco tocando, juntos, en un lugar. Así que fue el proceso opuesto a lo que habíamos hecho anteriormente.

¿El disco lo van a editar en forma independiente como el primer LP?

El disco por ahora lo estamos laburando entre nosotros, bajo nuestros términos. Seguramente lo más probable es que salga por Triple RRR virtualmente y estamos viendo si con ellos hacemos la tirada física. Son posibilidades. La idea es ver qué es lo que cierra mejor para que el disco esté en la mayor cantidad de lugares posibles y en los lugares más correctos posibles.

¿Cuáles son los próximos pasos?

Tratar de recuperar esa cuestión romántica de salir a tocar por todos lados. Creo que ahora tenemos ganas de eso. Está bueno porque el disco, a diferencia del disco anterior, tuvo un proceso mucho más rápido. Lo sentimos mucho más fresco, estamos mucho más conectados con este momento. Ahora lo que queremos es mostrarlo, mostrar esas nuevas canciones y ver qué pasa.

Links:

http://lostodopantalla.bandcamp.com/

http://repelentediscos.bandcamp.com/

Fotos: Juan Curto

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s