Adios a Michael Winner

article-2265875-17129E4C000005DC-945_634x821

Un Michelangelo moderno. 

Michael Winner murió anoche. ¿Qué dejó su paso por la Tierra? La saga de películas Death Wish, o como se conocieron en este lado oscuro de Occidente, la saga El vengador anónimo. Esa saga no tiene que ver con gnomos sodomitas como los de El señor de los anillos, ni con plagios a la épica clásica y versiones silvestres del psicoanálisis freudiano como La guerra de las galaxias. La saga de El vengador anónimo consiste en Charles Bronson matando a los criminales que lo despojaron de su familia y de sus bienes. Uno por uno, sin piedad, sin otra ley que el salvajismo de la fuerza. La ley natural de la dominación, el sometimiento y el poder.

El vengador es anónimo porque puede ser cada uno de nosotros. El vengador anónimo anticipó, procesó y narró la ética individualista del siglo XX y pintó en un lienzo miniaturizado esas pesadillas actuales que algunos estados modernos aún llaman extensión de la democracia y la libertad. Por eso Michael Winner es un Michelangelo moderno.

Poco antes de morirse tuvieron que amputarle una pierna. Conoció a la Reina de Inglaterra, fue crítico culinario y marido ejemplar y sus propios compatriotas lo llaman national tresure.

Una plegaria para Michael Winner.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s