Ni el tiro del final

Nosalió

Ahmed Dogan, líder del Movimiento por los Derechos y Libertades, un partido minoritario de Bulgaria, escapó de una muy televisiva y espectacular muerte cuando el sábado pasado falló el arma que un joven de 25 años le apuntó a la cabeza en la sala de conferencias del Palacio de Cultura de Sofía donde daba un discurso. En el video puede verse el accionar extremadamente profesional de los guardaespaldas húngaros que deciden cagar a patadas al agresor cuando cae al suelo. Un tipo incluso le pega con una carpeta. REVISTA PACO quiere recomendarle al joven agresor que la próxima use un revolver y deje el pistolín de rezago soviético en casa. ///PACO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s