“En cuanto al sexo, sólo puedo succionar”

dedo deforme

Desde 1958 hasta 1965 el laboratorio alemán  Grünenthal Group (que por entonces era conocido como Chemie Grünenthal) comercializó una droga -primero testeada en simios- para disminuir las náuseas de las hembras -o mujeres- durante el embarazo. La droga se llamó Talidomida y en los simios no sólo que bajó con una efectividad del 83% la cantidad e intensidad de mareos y vómitos, sino que en algunos casos fortaleció el rendimiento físico de las cansadas hembras. Por su parte las crías siempre gozaron de perfecta salud. Los científicos dicen que la diferencia de 30% de compatibilidad entre el genoma humano y el de los chimpancés -simios utilizados durante los testeos de la experimental droga- fue mucho más influyente de lo que imaginaban porque la Talidomida generó mutaciones de diversos tipos, pero con mayor presencia en las extremidades, de miles de niños nacidos entre 1958 y 1965, año en el que la Organización Mundial de la Salud la prohibió definitivamente, pese a que muchos países -entre los que se encontraba la misma Alemania- había prohibido su uso y comercialización desde 1961. Veamos algunas imágenes de los damnificados.

@yurigagarina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s